Visitas Hoy: 176 | Semana: 176 | Mes: 7256

ASOEX participa junto al SAG en implementación de ensayo de innovadora técnica para controlar a la polilla del racimo de la vid en zonas urbanas de la Región de O´Higgins

Santiago, 27 de noviembre de 2018.- Requínoa fue el escenario escogido por el Servicio Agrícola y Ganadero para implementar un programa piloto que consiste en la liberación de polillas estériles de Lobesia botrana para el control urbano de esta plaga en la Región de O´Higgins. Esta técnica es pionera a nivel mundial en el combate de la Lobesia botrana, y que ha sido utilizada con éxito anteriormente para controlar plagas como la Mosca de la Fruta.

La Técnica del Insecto Estéril (TIE) , consiste en esterilizar al insecto (en este caso ejemplares adultos, machos y hembras) , en laboratorio, con el fin de disminuir su capacidad reproductiva, de tal forma que al ser liberados, y reproducirse, en un ambiente natural, su capacidad de generar descendencia disminuya, disminuyendo con ello la población de este insecto.

Esta primera liberación se llevó a cabo en una casa particular en Requínoa, y fue encabezada por el Director Nacional del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), Horacio Bórquez, acompañado del Seremi de Agricultura de la Región de O´Higgins, Joaquín Arriagada; y el Jefe División de Protección Agrícola y Forestal del SAG, Rodrigo Astete, además de representantes del sector privado como el gerente general de ASOEX, Miguel Canala-Echeverría; el Gerente de la Fundación para el Desarrollo Frutícola (FDF), Francisco Albornoz, y el Gerente General de Fedefruta, Juan Carlos Sepúlveda, y Carlos Barriga, Encargado del Sector Frutícola del Programa de Lobesia botrana; además de otros profesionales del SAG a nivel nacional y regional.

Al respecto, Horacio Bórquez, Director Nacional del SAG destacó la importancia de la TIE para abordar el control de la Lobesia botrana en los sectores urbanos, cercanos a zonas productivas de frutas. "Hoy liberamos 5 mil Lobesias estériles como parte del trabajo que llevamos a cabo hace ya un tiempo en el programa desarrollado para combatir esta polilla. Actualmente en las áreas productivas que realizan exportaciones de fruta fresca o elaboración de vinos se ha logrado controlarla de manera adecuada. Sin embargo, los mayores problemas para enfrentar a esta polilla son en las zonas urbanas, donde tenemos pocos elementos para introducirnos a las casas de las personas e intervenir sus parrones y, lamentablemente, si no controlamos acá, no vamos a ser capaces de erradicar a esta dañina plaga", puntualizó.

El director nacional del SAG agregó que la polilla del racimo de la vid o Lobesia botrana fue detectada por primera vez en Chile en abril de 2008, siendo originaria de Europa. Se trata de una plaga que en nuestro país está afectando a cultivos de uva de mesa, uva vinífera, arándanos y ciruelos.

Los insectos liberados fueron esterilizados en el Centro de Producción de Insectos Estériles (CPIE) del SAG de Arica. Las liberaciones comenzaron el mes de octubre y durarán hasta el mes de diciembre, ocasión en que se realizarán tres liberaciones, con un total 5 mil polillas estériles en cada una de dichas liberaciones.

Asimismo se destaca que este ensayo tiene dos objetivos centrales. Por un lado, evaluar las capacidades de dispersión del insecto, y por otro, medir la sobrevivencia de esta plaga en el medio ambiente, información relevante para decidir el potencial de esta técnica como herramienta alternativa de control de la polilla de la vid en áreas urbanas.

En cuanto a la visión del sector privado, el Gerente General de ASOEX, Miguel Canala-Echeverría, junto con destacar el trabajo público privado que desarrolla el SAG junto a la Fundación para el Desarrollo Frutícola, FDF, precisó: "Este proyecto es muy importante ya que nos permitirá seguir avanzando en las negociaciones con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos para lograr inspeccionar la fruta. Hoy los arándanos y la uva deben recibir aplicaciones por esta plaga, para poder ser exportados al mercado americano. Con esta técnica buscamos bajar las poblaciones a nivel urbano y así evitar ser afectados en el área agrícola y poder optar a la inspección, lo cual nos permitiría además, llegar con una fruta de mejor condición a los mercados de destino. Por lo tanto, este proyecto tiene una importancia estratégica para nuestro sector".

Por su parte, el Gerente General de Fedefruta, Juan Carlos Sepúlveda, precisó que se trata de una técnica que esperan ayude a cambiar la situación actual de la Lobesia botrana, con positivos resultados a mediano plazo en el combate del insecto.

"Para nosotros el control urbano de esta plaga es un tema crítico, ya que, hay una gran cantidad de hospederos que son repertorios de la plaga, como es el caso de los parrones caseros. Los últimos años hemos ido avanzando, en particular en conjunto con FDF, hemos ido avanzando en la implementación de esta técnica del insecto estéril, con la utilización de insectos que compitan con otros de la misma especie en un ambiente natural al momento de reproducirse. También se están usando controladores biológicos, como la microavispa que se está liberando en zonas urbanas. Con estas dos técnicas, más otras que estamos llevando a cabo junto al sector privado, nos están permitiendo abordar el control de esta plaga en las zonas urbanas de una manera menos agresiva, y más sustentable", expresó Rodrigo Astete, Jefe de la División de Protección Agrícola y Forestal del SAG

En el mismo ámbito, Francisco Álbornoz, Gerente de la Fundación para el Desarrollo Frutícola (FDF) comentó que esta entidad realizó en 2016 la primera liberación de insectos estériles de Lobesia botrana en la comuna de Quilicura en Santiago, en el marco de un proyecto piloto que permitió verificar el positivo impacto de esta herramienta para disminuir la población del insecto a nivel urbano. "Creemos que con el ensayo del SAG podremos contar con mayor información sobre la eficacia de esta técnica, especialmente en una zona de alta producción de uvas, como es la la Región de O´Higgins".

En Diciembre de 2015, FDF inauguró oficialmente, su Centro de Producción de Insectos Cuarentenarios, un proyecto desarrollado en colaboración con Asoex, y FIA, donde actualmente se mantiene una de las crianzas artificiales de Lobesia botrana más grandes de Sudamérica, con el fin de llevar a cabo proyectos de investigación como el de la TIE y el Control Biológico.

Cabe destacar que el proyecto TIE en Requínoa responde a un esfuerzo del SAG y el sector privado que se suma a la línea de trabajo que este Servicio ha estado desarrollando en busca de técnicas más ecológicas y amigables con el medio ambiente para combatir plagas. Es así como en forma paralela se encuentra liberando, también en zonas urbanas, al controlador biológico Campoplex capitator, una microavispa que parasita a la polilla del racimo de la vid.


© Asociación de Exportadores de Frutas de Chile, A.G.
Cruz del Sur N°133 Piso 2 – Las Condes. Santiago de Chile
Fono: + 56 2 2472 4700

frutasdechilev2